About us

Our Commitments

Parties & Partners

News

Structure

Network

Internal Organization

People

Events

Stay In Touch

Job Opportunities & Traineeship

Crecimiento inclusivo – Todos debemos beneficiarnos

Resolución aprobada por el Congreso del PPE, St Julian's (Malta) el 29 y 30 de marzo de 2017

La crisis económica y financiera del 2008 nos puso al borde del colapso económico total. Nuestras economías se han recuperado y han conseguido que la gente volviera a trabajar. Pero no todo el mundo lo ha conseguido todavía. Queremos que todos, viejos y jóvenes, ricos y pobres, hombres y mujeres, residentes urbanos y rurales, se sientan mejor. Este es nuestro principal objetivo.

Nuestros ideales se basan en la lucha por la igualdad de oportunidades y en asegurarnos que todo el mundo tenga su oportunidad. Creemos que el crecimiento económico sostenible es el único que comporta una recuperación duradera y próspera. El trabajo es la fuente de ingresos más importante para muchos ciudadanos, y su mayor protección contra la pobreza. El riesgo de pobreza para la gente que tiene trabajo es tres veces menor que para la gente que no lo tiene. Debemos garantizar la implantación de unas políticas inclusivas que beneficien a todas las partes de la sociedad y a todos los ciudadanos. Estamos en contra de las políticas de gasto público que impulsan el crecimiento a corto plazo pero que producen, a largo plazo, inflación, pérdida de competitividad, desempleo y pobreza.

Se necesitan muchas más aptitudes para que la gente tenga éxito: nuevas competencias, creatividad, habilidad para el uso de las tecnologías digitales, una mayor flexibilidad y la voluntad de adaptarse. Debemos estar seguros de que nuestras políticas sirven de ayuda para nuestros ciudadanos cuando la necesitan y de que proporcionamos una red de seguridad parecida a la de la cama elástica para que la gente pueda abandonar el paro y regresar al mercado laboral. La Economía Social de Mercado ofrece un pilar excelente para la formulación de políticas que faciliten unos tipos de crecimiento que beneficien a todos los grupos de la sociedad, no solamente a unos cuantos. Ante todo, somos el partido de los ciudadanos, y luchamos para construir una sociedad y una economía que funcione para todos.

Ningún partido político puede garantizar empleo y éxito para todos los ciudadanos. La honestidad es un valor importante para nosotros, y por tanto no prometeremos nada que no podamos ofrecer. Pero sí podemos ofrecer políticas que creen un marco que permita que todos los ciudadanos puedan tener éxito en el desarrollo, la optimización de sus talentos y competencias laborales. En nuestra opinión, los aspectos clave son la educación, el capital humano y la igualdad de oportunidades en una sociedad empresarial.

La UE posee el 7 % de la población mundial y representa cerca del 50 % de todas las prestaciones sociales mundiales. La Unión Europea posee el mejor sistema de bienestar del mundo, y podemos sentirnos orgullosos de que sea así. El cambio demográfico genera retos para la financiación de nuestro modelo de bienestar. Por consiguiente, luchamos por la máxima participación de todos los ciudadanos en edad activa, así como para las reformas orientadas al futuro del sector público. ¡Queremos crear unas condiciones en las que todo el mundo tenga la posibilidad de prosperar!

1. Ayuda para la recuperación – poner dinero en los bolsillos de la gente

Muchas personas y familias se vieron gravemente afectadas por la crisis económica y financiera, pero ningún grupo resultó tan gravemente afectado como la juventud. Aunque, en general, las cifras del desempleo están descendiendo, la tasa de desempleo juvenil en la UE de los 28 sigue siendo demasiado alta. Queremos llevar prosperidad y bienestar a nuestros ciudadanos, y además rápido, para permitir que todos experimenten la realidad del crecimiento económico. Debemos continuar con nuestras acertadas políticas de ayuda para la recuperación y la creación de empleo, así mismo debemos garantizar que esto se viva en todos los hogares. Esto debe significar inequívocamente que continuamos con las reformas estructurales destinadas a aumentar la eficiencia del sector público y el funcionamiento de los mercados laborales, así como la prestación de servicios y trabajos de calidad a nuestros ciudadanos.

El PPE:

Reconoce que la UE sobrepasó en 2008 los niveles del PIB y que se finalmente se está recuperando;

Insta a los Estados Miembros de la UE a continuar reformando los mercados laborales para aumentar su flexibilidad, reducir el riesgo de desempleo, y en última instancia, garantizar el acceso de todo el mundo a un trabajo;

Insta a todos los Estados Miembros de la UE a garantizar un trato equitativo de los empleados por parte de las políticas del mercado laboral, independientemente de su edad o de su género;

Insta a los Estados Miembros a estimular el empleo juvenil, en particular a través de la implantación efectiva y puntual de iniciativas de la UE tales como el programa Garantía Juvenil;

Insta a los Estados Miembros de la UE a continuar introduciendo reformas estructurales destinadas a potenciar la eficiencia del sector público y la calidad de los servicios, si es necesario, a través de la privatización de elementos del sector público.

Insta a los Estados Miembros de la UE y a la Comisión Europea a finalizar todos los proyectos pendientes del Mercado Único, incluido el Mercado Único Digital, la Unión Energética y la Unión de Mercados de Capitales; esto puede suponer una subida de nuestro PIB de un billón de euros;

Insta a los Estados Miembros de la UE, junto con los interlocutores sociales, a implantar una estrategia para el empleo y la inserción de personas con un bajo nivel académico, de trabajadores con discapacidades, de trabajadores con antecedentes migratorios y de otros grupos concretos, en función de las características del país.

2. Promoción de las inversiones para un futuro más próspero

La inversión es la clave de la prosperidad económica, de la innovación y del crecimiento sostenible. En las elecciones europeas de 2014 prometimos promover las inversiones si ganábamos. Y lo hemos cumplido. El Plan Juncker ha incrementado las inversiones en más de 160 mil millones de euros y ha permitido el acceso de más de 385 000 pequeñas y medianas empresas (PYME) a la financiación durante el primer año y medio de operaciones del Plan. Esto comportará a la larga millones de nuevos puestos de trabajo. Pero eso no es todo: nuestro futuro depende de las inversiones en innovación, investigación y desarrollo, así como en la potenciación de las competencias y de la creatividad de nuestra gente y en el aumento de la productividad. Queremos que Europa sea el mejor lugar, el eje, para el inicio, el funcionamiento y el desarrollo de negocios y empresas.

El PPE:

Reconoce que las inversiones están aprox. un 2 % por debajo del PIB según la media histórica a largo plazo.

Insta a los Estados Miembros a elaborar unos presupuestos públicos inteligentes, con mayor espacio para las inversiones públicas que crean un mayor crecimiento económico, como por ejemplo en las infraestructuras y la innovación;

Aplaude la propuesta de la Comisión Europea de duplicar el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas en 2022;

Insta a los Estados Miembros a reducir los trámites burocráticos de las inversiones de capital con el fin de fomentar las inversiones en empresas en crecimiento;

Insta a los Estados Miembros a impulsar la propuesta de la Comisión Europea relativa a la Unión de los Mercados de Capitales con el fin de proporcionar a empresas de todos los tamaños un mejor acceso a la financiación, sobre todo en países con unos mercados de capital de riesgo y financieros menos desarrollados;

Insta a los Estados Miembros a impulsar las propuestas relativas al Fondo de Financiación Europeo con el fin de facilitar la centralización de recursos y permitir unas mayores inversiones en las empresas en crecimiento existentes en Europa;

Insta a las instituciones europeas y a los Estados Miembros a implantar rápidamente la Iniciativa para las empresas emergentes y en expansión, con el fin de ayudar a que las empresas emergentes se sitúen y crezcan en Europa, y a proporcionar las condiciones necesarias para convertirse en los próximos líderes mundiales;

Insta a la Unión a reducir aún más la regulación y a evitar la regulación para el desarrollo de nuevas tecnologías.

3. Inversión en competencias a prueba de robots – por un empleo seguro

El mundo está cambiando cada vez con mayor rapidez. Nuestros sistemas educativos deben seguir el mismo ritmo. Debe invertirse más en la formación de competencias para las personas presentes en el mercado laboral, así como para los niños y los jóvenes que están recibiendo educación actualmente. La inversión pública fundamental en capital humano, los sectores sanitarios y educativos, entre otros, pueden ofrecer unas rentabilidades importantes a largo plazo. Con sólo poner en práctica el principio del aprendizaje permanente encontraremos soluciones a varios de los retos que tenemos por delante: la nueva formación y la actualización de los empleados en las profesiones con más riesgo de ser sustituidas o de sufrir un cambio considerable debido a la tecnología y que proporcionando las habilidades pertinentes como los conocimientos informáticos, la agilidad intelectual, las habilidades sociales, la creatividad y las actitudes colaborativas, con el fin de ayudar a nuestra juventud a tener éxito en el futuro. La competencia será más fuerte de lo que esperan los ciudadanos en lo que respecta al cambio de puestos de trabajo, de profesiones y de ámbitos profesionales dado que tendrá lugar con mayor frecuencia que en el pasado, también porque algunos trabajos, sobre todo los que requieren una menor cualificación y pueden ser fácilmente automatizados, desaparecerán debido al cambio tecnológico. Proporcionar el acceso de todos los ciudadanos a una educación de gran calidad, en todas las etapas de su vida y de su carrera profesional, será clave para alcanzar una verdadera igualdad de oportunidades. En muchas nuevas actividades, la diferencia entre el empleo por cuenta ajena y el empleo por cuenta propia, es cada vez más difusa. Como partido que apoya la meritocracia, debemos asegurarnos de que todo el trabajo siga siendo justamente remunerado.

El PPE:

Reconoce que según los estudios, la educación preescolar de calidad desempeña un papel importante en la promoción de la igualdad y de la preparación de los niños para la educación oficial;

Reconoce que la educación es un proceso que empieza a una edad temprana y continúa a lo largo de la vida para garantizar la preparación necesaria ante los retos que podamos encontrarnos;

Insta a los Estados Miembros a invertir en los sistemas educativos y formativos, a todos los niveles, desde preescolar hasta la enseñanza superior, la formación profesional y más allá con el fin de conseguir que los sistemas educativos de Europa sean los más competitivos e innovadores del mundo; se necesitan nuevos esfuerzos para reducir la tasa de abandono escolar;

Insta a los Estados Miembros a garantizar la oferta de una educación y formación de gran calidad, gratuita o asequible, para todos los ciudadanos.

Insta a los Estados Miembros a invertir en una formación de adultos de gran calidad para garantizar el acceso de los ciudadanos a los programas de actualización y nueva formación.

Insta a los Estados Miembros a trabajar en colaboración con los interlocutores sociales, en especial con los empresarios, para garantizar que los programas de educación y formación ofrecen a los ciudadanos las habilidades pertinentes y fomentan una mejor formación laboral, incluso a través de la ampliación del aprendizaje laboral como por ejemplo los contratos de aprendizaje.

Insta a los Estados Miembros a potenciar la inteligencia en las necesidades y las tendencias de las competencias y apoya el desarrollo de estrategias en materia de competencias a nivel nacional, regional y sectorial para respaldar los enfoques progresistas que permitan conformar la innovación.

4. Promoción de políticas sociales de gran calidad que ofrezcan un trampolín

La defensa de la Economía Social de Mercado significa nuestro apoyo a las personas que se enfrentan a dificultades. La solidaridad es uno de nuestros valores clave; pero debe ir acompañado de la honestidad y la responsabilidad. Nos comprometemos a ayudar a los que lo necesiten, y a la vez luchar por la máxima participación de todos los ciudadanos en edad activa. Por consiguiente, queremos priorizar políticas activas que permitan el regreso de las personas al mercado laboral con la mayor rapidez posible. Necesitaremos la aportación de todos, y todavía más dado que la población en edad activa sigue descendiendo en términos relativos. Las personas deben ser tratadas con respeto cuando se enfrentan a dificultades, y deben recibir nuestra ayuda para seguir adelante. Los patrones del mercado laboral están cambiando, por este motivo deberíamos rediseñar nuestras políticas sociales con el fin de gestionar eficientemente las necesidades de nuestros ciudadanos en mundo en rápida evolución.

El PPE:

Reconoce que la desigualdad de ingresos en la UE descendió entre 1994 y 2008, tras la cual se estancó.

Reconoce que la pobreza absoluta en la UE está descendiendo y se ha convertido en algo extremadamente raro, aunque el riesgo de pobreza y de exclusión social sigue siendo una realidad para algunas personas, entre ellas el 10 % de los trabajadores en Europa;

Ratifica que la política social es una competencia compartida y que todas las decisiones deberán respetar los principios de subsidiariedad y proporcionalidad: debe hacerse mucho más para la consolidación de la dimensión social en la UE;

Afirma que la política social debe decidirse e implantarse en colaboración con los agentes sociales, en especial los interlocutores sociales;

Insta a los Estados Miembros a reformar sus sistemas sociales con anterioridad al cambio de los patrones de los mercados laborales;

Insta a los Estados Miembros a invertir en políticas activas para el mercado laboral con el fin de promover la creación de empleo y prejuzgar, en la medida de lo posible, los problemas del mercado laboral;

Insta a los Estados Miembros a prestar especial atención a garantizar que las políticas sociales siempre alienten y ayuden a la gente a buscar y aceptar un empleo;

Solicita que los incentivos deben establecerse de manera que garanticen que una persona se beneficie claramente de entrar en el mercado laboral en lugar de seguir recurriendo a los sistemas de ayuda social;

Insta a los Estados Miembros a introducir servicios electrónicos con el fin de maximizar la eficiencia de los servicios públicos, tanto en el abordaje de los trámites burocráticos como, a la vez, en el beneficio de los ciudadanos gracias a un mejor acceso a los servicios sociales.

5. Una sociedad justa en la que todos aporten su cuota

Es importante para nuestras sociedades que los ciudadanos consideren justas las políticas y la legislación. Debemos asegurarnos de que todo el mundo aporta su cuota justa en la prestación de servicios de los que todos nos beneficiamos. Todas las empresas, con independencia de su tamaño, deben en general recibir el mismo trato: no pueden haber diferencias ofreciendo a determinadas empresas ayuda financiera u otros beneficios no disponibles para todos. Lo mismo sucede con los ciudadanos, todo el mundo, rico o pobre, debe ayudar. Debemos desmantelar la evasión fiscal deshonesta y evitar la carga de la ayuda para muchos en solo unos pocos. La tributación es una competencia nacional, pero la UE debe también contribuir a la lucha contra la evasión fiscal.

El PPE:

Insta a los Estados Miembros a garantizar que sus sistemas fiscales nacionales traten por igual a todas las empresas, de manera que ninguna empresa pueda eludir su justa cuota;

Insta tanto a los Estados Miembros como a la Comisión Europea a establecer una colaboración internacional más eficaz en la lucha contra la evasión fiscal;

Insta a los Estados Miembros y a la Comisión Europea a garantizar el pago de los impuestos cuando hay beneficios y que los sistemas fiscales nacionales eviten la doble imposición.